Archivo de la etiqueta: paranoias

Mi 2012 en cinco estrofas

Empecé el año fuera, ni siquiera en el país que me acogía temporalmente, pues estaba en Canadá. Supongo que podía ir más lejos, pero no estoy seguro si podía estar más lejos. ¿Hasta que punto alejarse de los problemas te ayuda a solucionarlos?

General Sherman y cómo Sam Bell volvió de la Luna – Zahara


Tanto he sufrido entre cuerpos inertes que devoraban mi calma a bocados.

He decidido juntar mis pedazos,
Misión a la luna como voluntario.

Y ahora no sé cómo puedo bajar,
quiero volver solo a mi hogar.

La cuestión es que, al menos, la distancia me ayudó a ver las cosas desde otra perspectiva, a relativizarlas. Uno puedo entrenarse y forzarse a que suceda, a que llegue ese momento donde todo fluye. Lamentablemente, ese día llega solo, sin que uno pueda controlarlo… ¡pero que precioso es ese día!

Strange things will happen – Radio Dept.


Today was a pretty day

No disappointments
No expectations on your whereabouts
And oh, did I let you go?
Did it finally show that strange things will happen if you let them?

[Hoy fue un buen día
Sin decepciones
Sin expectativas sobre tu paradero
Y, oh, ¿te dejé ir
demostrando que al final cosas raras pasarían si lo hacía?].

Al final volví a mi tierra. Me reencontré con mi gente, mis amigos, mi familia y mi trabajo. Todo, de alguna manera, volvía a su status quo, aunque en realidad nada era igual que cuando me marché. La cuestión es seguir adelante.

Take a walk – Passion Pit


All these kind of places

Make it seem like it’s been ages
And tomorrow’s sun and buildings scrape the sky
I love this country dearly
I can feel the ladder clearly
But I never thought I’d be alone to try

[Este tipo de lugares
hacen que parezca que han pasado siglos.
Y el sol del mañana y los edificios arañan el cielo.
Realmente me encanta este país,
puedo sentirlo claramente
pero nunca pensé que estaría solo para intentarlo].

Porque la vida es curiosa, supongo que en el fondo existirá algo parecido al karma. De alguna manera, después de una mala época siempre viene una buena. Hay veces que sin buscar nada encuentras cosas enormes. Será cuestión de ir por la vida sin esperar nada, simplemente estando atentos a lo que ésta te depara.

Angels – The XX


And everyday

I am learning about you
The things that no one else sees
And the end comes too soon,
like dreaming of angels
and leaving without them

[Y cada día
aprendo cosas sobre tí,
las cosas que nadie más ve.
Y el final llega tan pronto,
como cuando sueñas con ángeles
y te despiertas sin ellos].

Porque en el fondo lo único que buscamos todos es estar felices. Hay mil maneras de estarlo: ninguna clara, ninguna eterna, ninguna infalible. Pero llegados a ese punto en el que uno está feliz, más vale dejarse llevar y disfrutar de lo bueno, pues, ya volverán, tarde o temprano, épocas más complicadas.

Los toros en la Wii (Fantástico) – Love of Lesbian


Buscaba un mundo feliz entre Buda o Schopenhauer,

de libros de autoayuda o la belleza en Murakami.
Y lo encontré contigo en las entrañas de la noche,
cuando el cielo escucha carcajadas enormes.

Si volviera a nacer, sería un bebé.
¿Qué otra cosa podría desear como amante
que ser tu eterno lactante, un mutante suplicante?
Ya sé que no somos una pareja al estilo de antes,
pero no es necesario tener principios,
lo importante es tener finales. Gracias.

2012

Estamos en 2012, así que por si acaso…

Crean un plano con Google Maps en caso de apocalipsis zombi

Aquí está dicho mapa:

Map of the Dead

No obstante, que sepáis que antes necesitaríais la Guía de supervivencia zombi (que ya tengo) y colgar un par de carteles en la habitación de casa para memorizar bien las normas básicas de supervivencia:

De todas formas, lo único que os salvaría en caso de apocalipsis zombi sería haber jugado a algún videojuego estilo Resident Evil, haber practicado tiro con arco, ir normalmente de caza (con o sin miembro de la Familia Real) y haber visto alguna de las más míticas películas zombis.

Aquí está la lista de mis 5 películas de zombis que toda persona viviente (y que quiera seguir siéndolo) debería ver:

  1. Dawn of the dead (Amanacer de los muertos, 2oo4): Aunque es un remake del Dawn of the dead del padre Romero (1978), para mí es la mejor película de zombis de calle. Sólo la primera escena ya justifica ver la película, la tensión es fantástica, los zombis corren (aunque no fue Snyder el que implementó esto) y hay tensión hasta en los títulos de crédito. Vi la original hace unas semanas pero creo que es una de las películas que ha envejecido peor de la historia, la premisa está bien y la lectura es buena (crítica social, en el fondo ya somos zombis del sistema capitalista-consumista) pero que mala que es…
  2. Night of the living dead(La noche de los muertos vivientes, 1968): De George  Romero, no es la primera película de zombis pero es la que sienta las bases. En blanco y negro, muy sencilla pero muy efectiva. Zombis lentísimos pero muy buena tensión dramática.
  3. REC (2oo7): Una película que merece un remake americano (Quarantine) es que es un peliculón. Y encima hecha en casa.
  4. Braindead(tu madre se ha comido a mi perro, 1992): La mítica película de Jackson (director de el Señor de los Anillos). No puedo añadir nada nuevo de la ya comentado en mil blogs.
  5. 28 weeks later (28 semanas después, 2007):  Secuela de 28 días después, personalmente mejor que la original, hecha por el señor Fresnadillo, que ya había impactado en España con la película Intacto. Muy buena.

Para ver este fin de semana apocalíptico (Barça-madrid) os dejo dos cosas que aún no he visto: Zombis nazis (que tiene que ser malísima, pero el nombre me parece divertido) y Dead Set (una miniserie inglesa que dicen que es una pasada).

¡No salgáis de casa!

Bye bye US!

Bueno, escribo desde el aeropuerto de Atlanta, el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, el más grande del mundo por tráfico de pasajeros así como por aterrizajes y despegues. Aquí me he despedido de Don que venía de Florida y nos hemos encontrado en una de las terminales para tomar una Coca-Cola. Ahora estoy en la terminal E, a punto de salir para Madrid, escuchando música en directo (jazz, hay un pianista, un batería y un saxofonista) y pensando en el último capítulo de Community que, como dije, iba a ser lo último que iba a hacer en EEUU.

Me abstengo de hacer mayores comentarios, pero me equivoqué y el homenaje no era a Juego de Tronos sino a Hermanos de Sangre, con lo que teniendo en cuenta que es una de mis series favoritas me ha encantado. No ha sido sublime y no supera a obras maestras como “Modern Warfare” o “Remedial Chaos Theory” pero está ahí muy cerca… Changtástico!

Alerta de mini-spoiler… leer sólo si se ha visto y se quieren dejar comentarios!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mejores momentos:

1) Changlorious bastards

2) Hawthorne arma letal

3) Shirlie en la batalla final

La caja

Mi número de identificación es ICT0315 y llegué aquí hace cosa de dos meses. Durante todo este tiempo he estado viviendo en una caja transparente, como todos los demás compañeros que también están en esta sala. Todos nos vigilamos los unos a los otros, todos nos animamos entre nosotros. Muchos de ellos ya estaban aquí cuando yo llegué, algunos han llegado después. Pocos de los veteranos todavía estaban aquí ayer y algunos de los jóvenes ya se habían marchado. Ayer era uno de los mayores, aunque nunca entendí que es lo que hacía aquí. Esta es mi historia.

Llegué una mañana de febrero junto con cinco compañeros más. Ninguno de nosotros tiene padres ni familia conocida. Crecimos juntos en una especie de orfanato donde no nos faltó de nada: teníamos comida cada día, un lecho donde yacer y buenos cuidados. Se podía decir que éramos unos muchachos contentos que disfrutábamos de nuestro tiempo, aunque sabíamos que tarde o temprano, como todos, íbamos a ser deportados. El viaje en avión fue largo y pesado, llegamos cansados a este nuevo sitio y, rápidamente, nos pusieron en estas cajas donde hemos estado viviendo todo este tiempo. Al poco tiempo nos trasladaron a esta sala que con dificultad puedo llamar nuestro hogar.

Nos encontrábamos hacinados, cada uno en su propia caja. Nunca me había considerado racista pero compartía la sala con otras razas, cosa que jamás había hecho. Por lo general, no hablábamos entre nosotros y, aunque lo hiciéramos, no seríamos capaces de entendernos. A parte de ser de razas distintas hablábamos lenguas diferentes. Yo soy de color mixto, la raza más fuerte, la más grande y la más inteligente. Los Gigantes nos llaman LE. Las otras dos razas son de color marrón y blanco, y son referidas por ellos como FBN y W. En general, nosotros los LE y los FBN consideramos a los W los más tontos y débiles, pero no por ello dejan de ser hermanos frente a los Gigantes.

Durante estos dos meses sólo he conocido a cuatro Gigantes, pero hoy muchísimos por aquí, con lo que escapar sería inútil. No obstante, nuestro instinto para hacerlo ha estado suprimido –incluso en nosotros, los LE, los más avispados– desde que estábamos en el orfanato, de manera que ninguno de nosotros piensa en tal cosa. Algunos lo llaman resignación, yo lo llamo adaptación.

Como decía, he conocido a cuatro Gigantes. El primero es Vet, que nos vigila cada día. Es el más benévolo y atento, nos da de comer y nos limpia la caja, todos lo adoramos. Luego esta NG, que sólo viene por las noches. Es un Gigante joven y estúpido que gusta de abusar de su poder: cada día, a las dos de la madrugada, entra en la sala riendo, con la música a todo volumen, y golpea en nuestras cajas, perturbándonos. Algunos de los jóvenes gritan y lloran de horror, pero eso sólo lo incentiva a seguir viniendo todas las noches. El secreto está en no hacerle caso. Finalmente están D y B. Son los Gigantes más importantes, pues son los que deciden, casi al azar, cuando tenemos que marcharnos de la sala. Los compañeros que se van con D nunca regresan, los que se van con B si, aunque nunca vuelven a ser los mismos. Todos vuelven drogados, sin ninguna conciencia, con un casco en la cabeza. Ninguno de ellos parece estar incómodo con el casco y nadie se lo quita nunca. Pero al cabo de un tiempo, incluso los del casco, acaban por no volver a la sala. Aún así, nadie quiere ir con D. D es el fin seguro de nuestra estancia en la sala.

Yo me fui con D hace dos semanas. No obstante volví a la sala. Fui el primer LE con un casco y eso me otorgó cierto prestigio adicional en la sala. Para ponerme el casco tuvieron que ponerme en una sala especial y gasearme, luego me inyectaron unos potentes anestésicos y luego lo único que recuerdo es estar de nuevo en la sala, pero ya con el casco puesto. Todos en la sala me miraban, esperando quizá un pequeño gesto que confirmara que estoy bien. Lo hice y todos se quedaron contentos. Acto seguido volvieron a sus cosas. Pero yo no estaba bien, odiaba el casco. No obstante, no había manera de sacárselo, hacerlo hubiera significado mi muerte.

Acepté el casco de la misma manera que acepté el trato con el Gigante D. Cada día, durante dos semanas, me venía a buscar. Su trato conmigo era exquisito, y sólo durante unas horas al día me metía en una caja especial mientras me ponía ruidos de fondo. Yo creo que quería poner a prueba mi estrés. A veces lo conseguía, sobretodo al principio, pero con el tiempo aprendí a sobrellevar esas horas, pues las compensaciones eran incomparables: cada noche, a diferencia de los demás en la sala, tenía un rosco de color. Esa era nuestra mayor felicidad, incluso en el orfanato. Y yo la tenía cada día.

Hasta ayer. Ayer, al acabar las tres horas, no hubo rosco de color. D me llevó a otro sitio donde nunca antes había estado y me volvió a gasear como ya había hecho una vez. Consciente pero paralizado por el gas, mis ojos consiguieron a ver en un último instante como mi cabeza se desprendía de mi cuerpo. Y aún no entiendo por qué.

Starring:

ICT0315: Rata LE (Long Evans), la primera implantada con cuatro tetrodos en el colículo inferior, el 15 de marzo. Fue sacrificada el día 4 de abril.

D: Dani, doctorando.

B: Ben, doctorando.

Vet: Veterinaria.

NG: Vigilante nocturno.

Shut up Leonard!

Bueno, la cena de despedida de hoy ha sido un éxito, aunque de las cosas que preparé (al final sólo hice tortilla de patatas, esqueixada y conejo porque Don también había preparado comida) la esqueixada -bautizada por mi mismo como cod salad (ensalada de bacalao)- se llevó la palma. Y mira que es fácil de hacer, pero la verdad es que a las 6 de la tarde, con el solete y el fresquito en el jardincito entraba de puta madre.

Cambiando de tercio, como me han acusado de spoilerman, voy a colgar un vídeo con los mejores momentos de Leonard, ese personaje de Community que sale dos segundos por episodio para animar el cotarro. Es, en el fondo, un pequeño homenaje a toda la gente que hace lo que quiere cuando quiere, a esos niños que llevamos dentro:

Dukodamus

Me voy a lanzar a la piscina y hoy, 27 de marzo, profetizo la canción del anunción de Estrella Damm de este año: “Little talks” de Of Monsters and Men, un grupo islandés que cuando escuché la canción por primera vez pensé que era el nuevo single de Edward Sharpe & The Magnetics Zeros…

 

Hey! Hey! Hey!

I don’t like walking around this old and empty house.
So hold my hand, I’ll walk with you my dear

The stairs creak as I sleep,
it’s keeping me awake
It’s the house telling you to close your eyes

Some days I can’t even dress myself.
It’s killing me to see you this way.

‘Cause though the truth may vary
this ship will carry our bodies safe to shore.

Hey! Hey! Hey!

There’s an old voice in my head
that’s holding me back
Well tell her that I miss our little talks.

Soon it will all be over, buried with our past
We used to play outside when we were young
and full of life and full of love.

Some days I feel like I’m wrong when I am right.
Your mind is playing tricks on you my dear.

‘Cause though the truth may vary
This ship will carry our bodies safe to shore

Hey!
Don’t listen to a word I say
Hey!
The screams all sound the same.
Hey!

Though the truth may vary
this ship will carry our bodies safe to shore

You’re gone, gone, gone away,
I watched you disappear.
All that’s left is a ghost of you.
Now we’re torn, torn, torn apart,
there’s nothing we can do,
Just let me go, we’ll meet again soon.

Now wait, wait, wait for me, please hang around
I’ll see you when I fall asleep.

Hey!
Don’t listen to a word I say
Hey!
The screams all sound the same.
Hey!

Though the truth may vary
this ship will carry our bodies safe to shore

Hey!
Don’t listen to a word I say
Hey!
The screams all sound the same.
Hey!

Though the truth may vary
this ship will carry our bodies safe to shore (x3)