Archivo de la etiqueta: historia

Grândola, Vila Morena

 

Grandola, Villa Morena tierra de fraternidad,
el pueblo es quien más ordena dentro de ti,
oh ciudad.

Dentro de ti, oh ciudad, el pueblo es quien más ordena,
tierra de fraternidad, Grandola, Villa Morena.
En cada esquina un amigo, en cada rostro igualdad,

Grandola, Villa Morena tierra de fraternidad.
Grandola Villa Morena en cada rostro igualdad
el pueblo es quien más ordena dentro de ti,
oh ciudad.

A la sombra de una encina de la que no sabía su edad
juré tener por compañera Grandola, tu voluntad.

Grandola, tu voluntad juré tener por compañera,
a la sombra de una encina de la que no sabía su edad.

El pueblo, derrotando a la dictadura tomó el poder,
y las armas, con la ayuda de los civiles
se convirtieron en claveles.
¡Color rojo en aquellas calles!
¡Olor a flores en aquellas calles!
¡También la victoria en aquellos pueblos!
¡Y en las caras de los niños!

La Barcelona de… Santa Eulàlia

Hoy quería saber porque el príncipe de Asturias lo es también de Girona y es duque de Montblanc, luego he pasado a la guerra de la Sucesión Española, al decreto de Nueva Planta, a Rafael Casanova y, finalmente, a Santa Eulàlia, la patrona desconocida de Barcelona (tiene dos).

Para los curiosos que quieran saber la correlación, durante la batalla de Barcelona del 11 de septiembre de 1714, Rafael Casanova (el de la calle) blandía la bandera de Santa Eulàlia para enardecer a los últimos barceloneses. Casanova fue herido, la batalla perdida y se instauró el decreto de Nueva Planta, que eliminó la Generalitat catalana.

Pendones de Santa Eulàlia.

Pero, ¿quién era Santa Eulàlia?

Según la tradición cristiana, Eulàlia fue una niña, educada en el cristianismo, que vivió en las afueras de la ciudad de Barcino, en lo que hoy es Sarrià, a finales del siglo III (290-303). Su trabajo en la casa de sus padres era cuidar de las ocas.

  • A mediados del siglo XV en el llamado “El Desert de Sarrià”, se levantó una capilla dedicada a Santa Eulàlia, en un lugar donde tradicionalmente se consideraba que había nacido y vivido la santa. Más tarde, en 1578, el lugar se cedió a los frailes capuchinos que hicieron un convento.
Vista de Barcelona desde el jardín de los Capuchinos. Durante el asedio de 1714 el convento fue ocupado militarmente, pero buena parte de los capuchinos se pudieron quedar en él para atender el servicio religioso y el lugar fue respetado. La vida de este establecimiento se prolongó hasta 1835, cuando la comunidad fue suprimida.
Posteriormente, el espacio de “El Desert” se adaptó como centro de beneficencia, que todavía existe. El lugar está en el actual Passeig de Santa Eulàlia, la continuación del Carrer Major de Sarrià.

Con 13 años, durante el período de persecuciones a los cristianos del emperador Diocleciano (284-305 dC), Eulàlia se escapó de su hogar y fue a buscar al gobernador de Barcino, Daciano, para recriminarle las represiones. El gobernador, ante la negativa de la niña a renunciar a la fe cristiana, la condenó a trece martirios, tantos como años tenía:

  1. Fue encarcelada en una prisión oscura.

    El carrer de l’arc de Santa Eulàlia, entre el Carrer Ferran i Boqueria, era el sitio donde se encontraba la prisión de la santa.
  2. Fue azotada.
  3. En el ecúleo (potro de tortura) le fue desgarrada la carne con garfios.
  4. Luego fue puesta de pie sobre un brasero ardiendo
  5. y le fueron quemados los pechos.
  6. Las heridas le fueron fregadas con piedra tosca,
  7. para luego arrojarles aceite hirviendo y plomo fundido,
  8. además de lanzarla a una fosa de cal viva.
  9. El noveno tormento, uno de los más conocidos popularmente, consistió en ponerla desnuda dentro de un tonel lleno de cristales, clavos y otros objetos punzantes, siendo lanzada por una calle en bajada.
    Actualmente, en el número 9 de la calle Baixada de Santa Eulàlia hay una imagen de la Santa, acompañada de unos versos de Jacint Verdaguer que evocan este tormento.

    La baixada de Santa Eulàlia se encuentra en la juderia (el call) del barri gòtic de Barcelona, muy cerca de la plaça Sant Felip Neri.
  10. Posteriormente, fue encerrada en un corral lleno de pulgas. De ahí que el día 12 de febrero, la fiesta de Santa Eulàlia, “les puces són més grosses i piquen amb més furia” (las pulgas son más grandes y pican con más rabia).
  11. Fue paseada desnuda por las calles de la ciudad
  12. hasta el lugar del suplicio donde fue crucificada en una cruz en forma de aspa.
    En la Plaça del Pedró (confluencia del Carrer del Carme y Hospital) la leyenda sitúa su crucifixión, habiendo una fuente con una estatua de la santa. La obra actual es de Frederic Marès y data de 1952, ya que la original, de 1673 se destruyó durante la Guerra Civil.

    Otra leyenda sitúa la crucifixión en la antigua explanada de La Boqueria. En el siglo XII, con la construcción de la nueva muralla, se ubicó una puerta de acceso a la ciudad, conocida como Portal de Santa Eulàlia, por estar junto a una ermita dedicada a la Santa. Desde 1900 una estatua de la santa, delante del mercado de La Boqueria, recuerda la ermita desaparecida.
  13. Finalmente, fue decapitada.

Según la leyenda, durante su cruxifición se produjo una nevada, tapando la pureza de su cuerpo desnudo. Al final de su oración de que el Señor la tomara a Su Reino, la gente vio volar hacia el cielo de su boca una paloma blanca.

En el 878 los restos de la santa, que estaban enterrados en Santa Maria de las Arenes (donde se encuentra la actual Santa Maria del Mar), fueron trasladados a lo que hoy es la Catedral.

En lo que hoy es Santa Maria del Mar, antes hubo una arena romana y luego la iglesia de Santa Eulàlia, que finalmente se llamó de Santa Maria de las Arenes (¿en honor al anfiteatro romano?).

Según la leyenda, cuando la comitiva que llevaba el arca llegó a la puerta de la ciudad, el sarcófago se volvió tan pesado que resultaba imposible moverlo. En ese instante, apareció un ángel que señaló con el dedo a uno de los canónigos de la procesión. Este, arrepentido, confesó que se había quedado un dedo del pie de la santa como reliquia.

La Plaça de l’Àngel (parada de metro Jaume I) debe su nombre al ángel que, según la leyenda, se apareció aquí a la comitiva. En 1456 se colocó en esta plaza una imagen de la santa que presidía el arco de acceso a la calle Baixada de la Llibreteria, entonces Portal de Santa Eulàlia. En 1618 se instaló en la plaza un obelisco coronado por un ángel de bronce, cuyo brazo señalaba a la imagen de la Santa. Ambas figuras se eliminaron en el siglo XIX, aunque en 1966 una réplica del ángel fue ubicada en un balcón de la plaza.

Una vez restituido el dedo mutilado, los restos pudieron cruzar las murallas y se colocaron en el actual sepulcro de la catedral. De hecho, la catedral  de Barcelona está consagrada a Santa Eulàlia y se llama la Catedral de la Santa Creu i de Santa Eulàlia.

Cripta de Santa Eulàlia en la catedral de Barcelona.
  • En el centro del claustro de la catedral se encuentra un jardín con magnolios, grandes palmeras y trece ocas blancas. Las trece ocas simbolizan los años a los que murió Santa Eulàlia y, el color blanco, su pureza. La santa, como os he contado, cuidaba ocas en la casa de sus padres.
  • Desde 1868 Santa Eulàlia comparte el patronazgo de Barcelona con la Verge de la Mercè y, en honor a ella, la ciudad celebra en el mes de septiembre su principal fiesta mayor. La cultura popular atribuye a las lágrimas de Santa Eulàlia, triste por el olvido de los barceloneses, las lluvias que a menudo deslucen las celebraciones de La Mercè.

No obstante, existen serias dudas sobre la historicidad de la vida y martirio de Eulàlia de Barcelona, pudiendo tratarse de una versión local de Santa Eulalia de Mérida. La leyenda de Barcelona reproduce, además del nombre, múltiples hechos y tormentos de la santa de Mérida, pudiendo tratarse de una duplicación de personalidad hagiográfica (la hagiografía es la historia de la vida de los santos).

Aún así, ¡visca Santa Eulàlia!

El Mississippi, Hannibal y Nauvoo

Si por algo es mundialmente famoso el Mississippi es por Mark Twain y sus dos personajes más célebres: Tom Sawyer y Huckleberry Finn.

Mark Twain (1835-1910) nació en Florida, Missouri, pero creció en una pequeña localidad de la ribera del Mississippi llamada Hannibal (Missouri), la ficticia St. Petersburg de ambos libros, unas 100 millas al oeste de Springfield.

Hannibal ha desarrollado con los años una bonita relación con el escritor, conservando las casas donde vivió y mostrando los supuestos lugares en los que se basan la mayoría de los hechos de sus libros como, por ejemplo, la valla que tiene que pintar Tom Sawyer y que, con una magnífica triquiñuela, hace pintar a otros niños haciéndoles creer que es todo un honor.

Otro de los sitios que se pueden visitar es la cueva donde Tom se perdió con su novieta Becky. La cueva (oportunamente llamada Mark Twain Cave) es una sucesión de estrechos pasadizos con grandes cantidades de murciélagos, entre cuyos residentes temporales se encuentra (y esto si que es verdad) el gran Jesse James, que dejó una de las múltiples firmas que tiene la cueva allá por el 1879 (la firma ha estado autentificada y se sabe que Jesse robó un banco en St. Louis pocos días después).

Como estaba avergonzado al no haberme leído ninguno de ambos libros me los compré allí mismo. En primer lugar porque son de esos clásicos que deben leerse y en segundo por una (hasta entonces desconocida) especial simpatía por Mark Twain. Dicha simpatía se debe, en primer lugar, a que mi principal modo de vida se debe a una frase que me encanta y que ignoraba que estaba atribuída al escritor:

It is better to keep your mouth shut and appear stupid than to open it and remove all doubt.

* Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla para no dejar ninguna duda (la otra frase parecida por la que me rijo, pese a no ser religioso, es “Dios nos ha dado dos orejas para escuchar más y una boca para hablar menos”).

En segundo lugar entra en juego uno de mis principiales axiomas de mi filosofía particular: la gente no cambia, no hay evolución. Al parecer, el Sr. Twain opinaba lo mismo hace unos 150 años:

A person’s nature never changes. What it is in childhood, it remains. Under pressure… it can partially or wholly disappear from sight, and for considerable stretches of time, but nothing can ever permanently modify it, nothing can ever remove it.

* La naturaleza de una persona nunca cambia. Lo que está en la niñez, permanece. Bajo presión… puede parcial o completamente perderse su pista, y por considerables lapsos de tiempo, pero nada puede nunca permanentemente modificarla ni hacerla desaparecer.

Después de comer en la ciudad, seguí mi ruta y me fui hasta Nauvoo (no confundir con Naboo malditos freakis, como yo también pensé), en hebreo “ser hermosa”, proyecto de comunidad utópica (se que proyecto y utopía hacen que sea un pleonasmo, pero no hay otra definición posible) y meca particular de los mormones.

Voy a intentar explicar brevemente que son los mormones pero os aseguro que es una tarea harto complicada:

  • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida popularmente como iglesia mormona, es una congregación religiosa cristiana fundada por Joseph Smith en el año 1830.
  • Sus fieles siguen las enseñanzas de Jesucristo, pero no se consideran parte de las tres vertientes tradicionales del cristianismo (católicos, ortodoxos y protestantes).
  • Su objetivo es restaurar el cristiano primitivo, ya que consideran que la iglesia católica apostató, es decir, dejó de seguir, tras la muerte de los «apóstoles originales», las mismas doctrinas, prácticas y ordenanzas de la Iglesia primitiva, debido a la introducción de creencias y prácticas paganas por influencia de las culturas griega y romana (cosa que, históricamente, es cierta).
  • Joseph Smith, después de un seguido de visiones de Dios y Jesucristo escribió el libro de Mormón, una especie de tercer testamento y se abocó a la tarea de difundir la nueva religión. Perseguidos y hostigados, marcharon hasta Ohio y Missouri donde consiguieron muchos adeptos y formaron varias comunidades.
  • Nuevamente perseguidos en lo que se conoce como guerra mormona de 1838, emprendieron un nuevo éxodo rumbo al estado de Illinois, que los recibió favorablemente fundando la ciudad de Nauvoo, habitada en aquel momento por 20.000 mormones.

  • Asesinado Joseph Smith por una turba enloquecida que quería a los mormones fuera de Illinois, la mayoría de éstos, bajo el mando de su segundo, se fueron de nuevo colonizando diversos terrenos inexplorados, fundando Salt Lake City (Utah), donde están los actuales centros administrativos.
  • Tras la muerte de Smith hubo, no obstante, múltiples escisiones y ramas de la vertiente original, cada una más rara que la anterior.
  • Utah tiene actualmente un 60% de mormones y es, como podéis entender, uno de los estados más conservadores de EEUU.

Seguiría hablando porque la historia de las iluminaciones de Joseph Smith es digna de película (entre otras cosas Jesucristo fue a EEUU después de su resurección a predicar entre los indios) y la organización de dicha iglesia es apasionante, pero me extendería demasiado. Para acabar sólo recordaros que, como decía, tiene diversas ramas, como la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que predica la poligamia. La serie de la HBO, Big Love, habla de ellos.

Y ya que estamos hablando de series, a modo de epílogo (nadie ha notado el cambio de tema), me gustaría hablar de la season finale de The Walking Dead, que acabo de ver.

Para mi ha sido un muy buen capítulo final, con muchísima acción y tensión y unos últimos minutos fantásticos. He estado leyendo por ahí y mucha gente se queja de que hay poca acción en la serie. Yo creo que no es ni debe ser una serie de acción. Ahora, me encanta que se gasten la pasta en capítulos como este. Yo, por otro lado, estoy encantado de ver capítulos como “Chupacabras” o “Pretty Much Dead Already”, mucho más psicológicos. No es la mejor serie del mundo, pero con “Community” el mejor entretenimiento semanal. Os dejo con la imagen de la que ha sido, para mí, la gran escena del capítulo:

Si esta imagen hubiera aparecido en alguna proyección en el festival de Sitges hubieran habido 2 minutos de aplausos… Desde aquí pido que la première de la 3ª temporada se haga en Sitges!

Todo es marketing

Si hay una cosa que hacen muy bien los americanos es vender. Sobretodo venderse.

No se puede decir que sean malos, ni siquiera mediocres, en general hacen las cosas bien. Pero es que además las venden a las mil maravillas. Os preguntaréis a que viene esto ahora.

Pues primero de todo a que me he enamorado. Al principio era un poco reticente a ver Mad Men porque creía (erróneamente por el nombre) que iba a ser una serie de mafiosos, pero justo en el primer minuto de la serie ya me he sentido más tranquilo. Después de ver la cabecera de la serie aparecía esta fantástica frase:

Mad Men va de como los publicistas de los 50 vendieron a América y al mundo el Sueño Americano. Si el capítulo piloto fuera una película hubiera ganado todos los Oscar de ese año. Me ha parecido magnífico. En esos escasos 50 minutos entiendes perfectamente de que va a ir la serie: de la venta de humo, de la hipocresía, de las apariencias… Es decir, de los humanos.

Hay un fragmento que me ha encantado en el cual el prota (Don Draper, basado en un personaje real, pero bueno, toda la serie está basado en personajes y hechos reales) tiene un fantástico diálogo con una moza:

– I’ve never been in love.

– She won’t get married because she’s never been in love. I think I wrote that once to sell nylons.

– For a lot of people, love isn’t just a slogan.

– Oh, you mean love. You mean the big lightning bolt to the heart where you can’t eat and you can’t work and you just run off and get married and make babies. The reason you haven’t felt it is because it doesn’t exist. What you call love was invented by guys like me to sell nylons.

* (Oh, te refieres al amor. Tú hablas de ese gran destello al corazón durante el cual no puedes comer ni trabajar y sólo puedes huir de él casándote y teniendo hijos. La razón por la cual nunca has sentido eso es porque no existe. Lo que tú llamas amor fue inventado por tipos como yo para vender medias).

A lo que iba, que se venden muy bien. Lo decía porque el sábado di una vuelta por Springfield y fui a visitar la Dana-Thomas House del célebre arquitecto americano Frank Lloyd Wright. Si alguien no lo conoce de nombre seguramente, no obstante, conocerá sus obras, entre ellas las celebérrimas Casa de la Cascada y el Guggenheim de New York.

El señor Lloyd antes de hacer sus obras más famosas se dedicó a construir lo que por estos lares es conocido como Casas de la Pradera. Ésta que acabáis se construyó entre 1902 y 1904, así que tiene 110 años. Es innegable que es algo incomparable para la época de la que estamos hablando, pensad que, tal como decía el guía, la gente en esa época estaba acostumbrada a casas victorianas de techo muy bajo y con poca luz (no había electricidad aún) y una casa de este estilo, moderna, con 16 niveles (una especie de subplantas esquivadas por 3 o 4 escalones) y mucha luz era algo incomparable.

No se podían sacar fotos, pero por dentro es una pasada. Aún así hice unas cuantas pero no se ven muy bien, si alguien las quiere que me avise. La casa tenía un propio generador, salas enormes con diferentes trucos para que se viera más grande y hasta una pista de bolos en el sótano, todo perfectamente diseñado. Incluso los muebles los hizo él…

Y entonces pensé.

Tú ya has estado en una casa dónde el arquitecto había diseñado los muebles…

Oye, también sobre 1900 Gaudí había hecho esto:

De todos los edificios de Barcelona sin duda alguna la Casa Batlló es mi favorito. Y, efectivamente, fue construído entre 1904 y 1906, prácticamente en la misma época que la Dana-Thomas. No estoy por hacer comparaciones, porque no es justo y cada uno tiene su estilo, pero ¡por favor! ¡Que no me venga el pelagatos del guía a hablarme de vidrieras!

A lo que iba, que se venden muy bien y, sobretodo, protegen muy bien su patrimonio y se tienen en gran estima todo lo suyo. En la Dana-Thomas, guías voluntarios te explicaban la casa y actores amateurs te mostraban, vestidos de la época, como era la vida en la casa. De esta manera una criada nos abrió la puerta, estuvimos hablando con los vecinos mientras hacían sonar una gramola y nos sentamos a disfrutar de un par de mujeres que cantaban canciones populares de la época en la sala de música.

Lo venden todo tan bien que, después de que Lincoln fuera asesinado, compraron la casa en la que había vivido en Springfield. Como no tenían suficiente con eso, cuando un plan urbánistico decidió tirar al suelo las casas de los alrededores, el gobierno americano compró todos los terrenos circundantes a la casa de Abraham y creó una recreación de las casas de la época, de entre 1850 y 1860. Ahora es el Lincoln House National Historic Site (la casa de Lincoln real es la de la primera foto):

Sólo digo una cosa.

Ojalá nosotros hicieramos lo mismo.

California’12 (I): San Diego

El viernes 24 de febrero por la noche llegué a San Diego. En esta ciudad, a menos de 20 millas de la frontera con Méjico, se celebraba el celebérrimo MidWinter ARO Meeting (celebérrimo para los científicos de audición, se entiende). El congreso se celebraba en uno de esos macrohoteles que tanto les gustan a los americanos y no estuvo mal. Mi habitación estaba en el piso 26 y daba al puerto de San Diego, así que no me puedo quejar. Además, mi jefe adoptivo corrió con los gastos del hotel así que perfecto.

Los dos edificios mastodónticos que se ven al fondo son los del hotel donde se celebraba el congreso.

No voy a entretenerme hablando del congreso así que os voy a explicar cuatro tonterías históricas de San Diego:

  • Juan Rodríguez Cabrillo descubrió la zona en 1542, poniéndole a la zona el nombre San Miguel.
  • La bahía de San Diego y el área de la ciudad moderna recibieron su nombre de Sebastián Vizcaíno en 1602.
  • En 1769, Gaspar de Portolá y su expedición fundaron un presidio (fortificación defensiva colonial española), y el domingo 16 de julio, los frailes franciscanos Fray Junípero Serra, Juan Vizcaíno y Fernando Parrón alzaron y bendijeron una cruz, estableciendo así la primera misión en la Alta California, la Misión de San Diego de Alcalá.
  • Los colonos empezaron a llegar en el año 1774, pero los nativos de la zona se rebelaron al año siguiente. Mataron al misionero y a otras dos personas, y quemaron la misión. Fray Junípero Serra organizó la reconstrucción y dos años después se empezó a construir un edificio de adobe.
  • En 1821 España reconoció la independencia de México y el territorio pasó a control mexicano. El gobernador de California (que incluía el actual estado de California y la península de Baja California) trasladó su capital desde Monterrey a San Diego.
  • La provincia de la Alta California se convirtió en estado estadounidense en 1848 tras ser arrebatada a México como consecuencia de la Guerra Mexicano-Estadounidense.
  • Desde 1970, acoge la Convención Internacional de Cómics de San Diego (la famosa Comi-Con), la reunión anual de freakis más importante del mundo.

En San Diego además está uno de los parques zoológicos más importantes del mundo. El San Diego Zoo se fundó en 1915 y se jacta de tener entre sus inquilinos a varios pandas, koalas, kiwis y otros raros animales. Para recorrer el enorme zoo se dispone de varios autobuses internos y hasta de un teleférico.

Curiosidades del zoo de San Diego:

  • El ranger de la serie El Oso Yogui siempre amenazaba al susodicho oso con enviarlo al zoo de San Diego.
  • El tiranosaurio de Jurassic Park 2: El Mundo Perdido se escapa por San Diego después de que el barco encalle en el puerto. No tiene nada que ver con el zoo pero lo dejo ahí.
  • El mítico álbum de los Beach Boys, Pet Sounds, está lleno de fotos del zoo.
  • El zoo privado Xanadú de Ciudadano Kane está filmado aquí.
  • El primer video de Youtube es una grabación que se llama Me at the zoo subido por uno de los cocreadores de Youtube.

A continuación, un fantástico baile de los flamencos caribeños (¿será una danza infernal como la de carta Black Swan?):

 

Os dejo también unas fotos del paseo marítimo de San Diego y de los animalillos del zoo. Premio para el que me diga el nombre del “caballo” a rallas y del “ratoncillo” que sale casi al final. Oye, ¿y ese no es Pumba? ¿Qué está haciendo? Ojalá tuviera un Cubo de pedos para poner música de fondo… no, ¡espera! ¡lo tengo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ya que he mencionado Pet Sounds, os dejo como epílogo sonoro God Only Knows:

Arthur, Illinois

Como está haciendo muy buen tiempo, el cielo está muy claro, he acabado el paper (está en revisiones internas) y sigo muy aburrido, el sábado hice otra pequeña excursión. No os diré a dónde iba para que os sorprendan un poco las fotos, pero me dirigía al condado de Douglas, a unas 80 millas al este de Springfield, a visitar las ciudades y los campos de Arthur y Arcola.

Como siempre (lo he hecho dos veces, pero ya es un ritual), cogí mi Mocca en el Starbucks y me dirigí hacia Decatur, pequeña ciudad de provincias que tiene como orgulloso/dudoso lema The Pride of the Prairie (El orgullo de la pradera). Decatur tendrá unos 80.000 habitantes y cada vez menos. La mayoría de ellos migran a Chicago o a la capital, Springfield.

Una de las cosas curiosas de EEUU son los nombres de los pueblos. Con extremada facilidad uno puede cruzar, en trayectos de menos de 100 millas, localidades de nombres tan evocativos como Seville, Pekin, Edinburg y Athens (todos son nombres reales de localidades de Illinois). Yo en este caso me dirigía a Paris, cerca del estado de Indiana. En esa carretera, tenía que coger un desvío en la localidad de Lovington que me introducía de lleno en el condado de Douglas. Éste era el cartel de bienvenida:

Cuidado, carros. No era lo único curioso de la zona, pues las carreteras americanas (no las autopistas) suelen ser bastante estrechas, sin arcenes. Éstas tenían unos arcenes enormes y de vez en cuando te encontrabas enormes desperdicios de caballo. Luego, al llegar a Arthur, no pude reprimirme en hacerle una foto al cartel de bienvenida a la ciudad:

Una ciudad de progreso… no se si el mensaje va con segundas… La cuestión es que fuí al centro de interpretación para que me dieran unos mapas y me informaran un poco. La mujer, muy amable, me comentó un restaurante y un par de tiendas. Al salir, vi que al lado del parking de coches había otro parking… ¡unas caballerizas!

Como muchos habréis sospechado ya (porque sois tipos listos), acababa de llegar a una comunidad amish. Y no, estas fotos no son de mentira, no están escenificando porque hubiera un festival, esto es real: existen, van en carro y viven como en el siglo XVII. Pero, ¿qué son los amish?

Como bien dice en la Wikipedia, son una agrupación religiosa cristiana anabaptista (abogan por el bautismo de creyentes, adultos, pues consideran que los niños son salvos y creen en el bautismo como símbolo de fe, la cual no manifiesta un bebé), conocidos por su estilo de vida sencilla, vestimenta modesta y tradicional y su resistencia a adoptar comodidades modernas. En resumen:

  • La mayoría habla un peculiar dialecto llamado alemán de Pensilvania.
  • Los Beachy Amish, más «progresistas», tienden a hablar en inglés en casa (la tienda donde compré mis quesos, mi pan y mis mermeladas se llamaba Beachy’s Bulk Foods).
  • El estilo de vida amish es dictado por un conjunto estricto de reglas, la Ordnung, que difiere entre cada comunidad.
  • Practican la no-resistencia (es decir, una forma de no violencia a ultranza) y no realizan servicio militar.
  • Durante la adolescencia o rumspringa(corretear), el comportamiento rebelde que normalmente resultarían en el rechazo en un adulto bautizado puede ser perdonado hasta cierto grado.
    • Al acabar el rumspringa, el joven elige entre el bautizo dentro de la iglesia amish o abandonar la comunidad.
  • No usan electricidad y, por lo tanto, no tienen electrodomésticos, ni televisión, ni radio ni internet.
  • El código de vestimenta para algunos grupos incluye:
    • la prohibición de los botones (relacionado con la negativa a las fuerzas armadas), permitiendo que sólo ganchos y ojales mantengan la ropa cerrada.

    • uso de sombreros con número de pliegues dictaminados por cada comunidad.

  • Un hombre amish estará siempre bien afeitado mientras permanezca soltero. Al casarse dejará que su barba crezca (los bigotes, como los botones, están prohibidos por ser vistos como símbolos del militarismo).
  • Los amish rechazan los seguros (incluyendo los médicos), confiando únicamente en el apoyo de su iglesia y su comunidad. En la reparación de graneros se reúne toda la comunidad para reconstruirlos en un solo día.
  • La comunidad Amish no tiene edificios religiosos, las celebraciones son de carácter privado en sus propias casas.
  • Debido a que la mayoría de amish provienen de los 4000 que se asentaron en Pennsylvania cerca de 1860, algunos sufren enfermedades genéticas debido a la endogamia.

Pues eso, que era fácil cruzarse con sus buggies y ver a los niños correteando por los jardines de las granjas o con los padres trabajando la tierra. Las palabras que mejor definen esta excursión son curioso y divertido.

Como bien supondréis, trabajar del campo no da para vivir muy bien actualmente. Muchos de los amish trabajan entonces en tiendas turísticas, en restaurantes… El nombre del restaurante al que fui a comer es Yoder’s Kitchen (si, tiene página web). Comí un pollo frito excelente (es difícil explicar las bondades del pollo frito a una panda de europeos que no lo han probado, pero os juro que en algunos lugares hacen un pollo frito increíble) y unas rebanadas con manteca de cacahuete y compota de manzana caseras que no tienen nombre (tengo un bote de manteca de cacahuete en casa que no me lo voy a acabar, pero éste que prové estaba buenísimo). Ahora, lo mejor era la manera en la que te avisaban cuando la mesa estaba libre…

¡Por wireless! Si es que el rechazo a la tecnología es muy relativo…

Os dejo las fotos del viajecito, ¡disfrutádlas!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cahokia, Great River Road & Sugar Creek Covered Bridge

Después de varias semanas postergando el viaje debido a las inclemencias del tiempo, por fin el sábado el cielo estaba claro. Iba a hacer frío pero el día iba a ser soleado. Así que salí prontito, me compré un Mocca en el Starbucks y me dirigí hacia las cercanías de St. Louis. Mi destino, Cahokia.

Cahokia Mounds es el mayor yacimiento arqueólogico amerindio de Norteámerica, un conjunto de montículos o túmulos artificiales de tierra expandidos a orillas del Mississipi que forman parte de una ciudad sin nombre, pues los habitantes no dejaron registros escritos y no se conoce el nombre original del lugar. Cahokia es el nombre de una tribu de los illiniwek que vivía en la región cuando los primeros exploradores franceses llegaron a la región, en el siglo XVII, casi dos siglos después del abandono de la ciudad. Patrimonio de la Humanidad desde 1982, el lugar, honestamente, no es ninguna maravilla.

Mientras paseaba entre los montes me gustaba imaginar qué cosas se habían construído en Europa antes del período 1000-1200, época de mayor esplendor de Cahokia. Haciendo una búsqueda rápida por internet, un servidor encontró obras como la Mezquita de Córdoba (786), el Duomo de Pisa (1084), la Catadral de Chartres (1194) y cualquier monumento romano o griego. Al instante me di cuenta de que la comparación era injusta.

Supongo que uno sólo evoluciona bajo presión (sobretodo en períodos de guerra) y la cultura mississipiana era, por lo general, muy pacífica. Pese a que tenían una empalizada se ve que ésta era más ritual que defensiva, y las ideas acerca de la desaparición de la ciudad están actualmente más encaminadas hacia factores ambientales (caza excesiva, deforestación, cambio climático y pérdida de los cultivos…) que hacia una invasión. También se consideran posibilidades tales como una epidemia, debido a la alta densidad urbana (más de 20.000 habitantes), o la desmembración del grupo político-religioso fuerte.

Cosas interesantes de Cahokia:

  • Monks Mound: El túmulo más importante de Norteamérica, llamado así por los monjes trapenses que habitaron cerca de él durante unos años.
  • Woodhenge: Nombrado en honor de Stonehenge, es un círculo astronómico que marca los equinocios y los solsticios. Pese a que no tenían idioma escrito eran buenos astrónomos y matemáticos.
  • Era el centro neurálgico de la cultura mississipiana y comerciaban con pueblos de los Grandes Lagos y de la costa del Golfo.
  • Era la ciudad más importante al norte de México. En 1250 la población era de 15.000 habitantes (llegó a tener un pico de 40.000), comparable al París y Londres de la época.
  • De los 4000 acres, 2200 están protegidos. Recuerdo hacer un suspiro y una sonrisa socarrona al darme cuenta que, tocando el Woodhenge, había una valla electrificada de una empresa de tractores. No soy el único que se sorprendió. Tal como dice un artículo sobre el sitio publicado en la National Geografic hace poco más de un año “En vez de imaginar los miles de personas que otrora bullían en la Gran Plaza, no dejo de pensar que Cahokia Mounds, uno de los pocos (concretamente ocho) bienes culturales del Patrimonio de la Humanidad de Estados Unidos, tiene en su centro una valla pu­­blicitaria de El Rey de las Alfombras“.
  • En 1931 unos productores de rábano picante arrasaron el segundo montículo en tama­ño para obtener material de relleno. El lugar ha sido ocupado sucesivamente por una casa de apuestas, una promotora de apartamentos, un aeródromo y un autocine porno.
  • La idea de que los amerindios pudieran haber construido algo semejante a una ciudad se antojaba tan insólita a los colonos europeos que cuando se toparon con los montículos de Cahokia los atribuyeron a alguna civilización extranjera: fenicios o vikingos, o quizás una tribu perdida de Israel.
  • Fuera de St. Louis se pueden contar con la mano los estadounidenses que conocen Cahokia, el mayor exponente de la cultura amerindia.

A media mañana ya había acabado la visita. Una mujer muy maja del centro de interpretación estuvo hablando conmigo un buen rato, contenta de que un español los visitara. He descubierto que hay un tipo de americano que adora España y todo lo relacionado con su cultura (también he descubierto que muchas de las personas que han ido a Barcelona han sido pickpocketeadas). Le comenté que iba a recorrer la Great River Road y ella me dijo que en Grafton habían buenos restaurantes. Así que fuí para allá.

La Carretera del Gran Río es un conjunto de carreteras comarcales y estatales que sigue el curso del Mississipi. El recorrido que hice yo fue de unas 25 millas, recorriendo el margen izquierdo del río, en Illinois, entre las postrimerías de St. Louis y el Parque Natural de Pere Marquette.

Este fragmento incluye las confluencias del Illinois, el Missouri y el Mississipi y, en esta época del año, está plagado de águilas calvas (o águilas blancas), famosas por ser el símbolo nacional de EEUU. En Grafton me paré a comer un catfish (pez gato, estaba sorprendentemente bueno) a orillas del Mississipi. El día era fantástico pero no había ni rastro de águilas.

Después de comer seguí la carretera hasta el centro de interpretación del parque natural, pero ahí tampoco había ninguna pista acerca de ninguna águila. Según me dijeron las había pasado ya y no las había visto. Cuando ya me iba del parque, rendido, vi a un grupo de personas haciendo fotografías. Miré hacia el árbol que fotografiaban y ahí estaba, imponente, una águila blanca, pavoneándose, altiva, orgullosa, disfrutando de la atención y las fotografías. Como iba por la carretera tuve que esperar a encontrar un cruce para dar la vuelta. Pero ahí seguía.

Orgulloso de haber conseguido mis tres miniobjetivos de la excursión, crucé el parque natural hacia la carretera 16. Allí me disponía a recorrerla hasta llegar a la autopista y volver a Springfield, pero pronto me di cuenta de que eso no era un buen plan. El Illinois rural es terrible. Sólo hay granjas y granjas, todas secas por el frío, y las carreteras son rectísimas. Total que me estaba durmiendo. Tuve que ponerme música dance a todo trapo (Vero, ya sabes, ve haciendo un CD) y parar en un sitio a tomarme otro café. Ahí fue cuando decidí que no podía coger la autopista, así que fuí por la antigua 66 (ya no existe, sólo hay fragmentos diseminados, en Illinois es, mayormente, la carretera 4), descubriendo sitios como Carlinville.

Era un hecho conocido, pero me sigue sorprendiendo la cantidad de iglesias que uno se puede encontrar. En el pueblo más pequeño hay un mínimo de dos, y hay multitud de ellas diseminadas en medio de la nada, en la carretera, entre granja y granja. Supongo que al ser terrenos tan diseminados las iglesias tienen una función más de comunidad que de otra cosa, pero claro, sin olvidar la influencia que un mal reverendo puede tener en unos pobres granjeros.

En fin, el viaje estaba acabando y la gasolina también. Quería esperar a llenar el depósito en Springfield porque hay una gasolinera que es muy barata… pero lección aprendida, ya me he dado cuenta que no puedo hacer eso. A escasas 20 millas de Springfield vi una indicación que me llamó la atención. Como en EEUU no te avisan con antelación e iba deprisa para girar, tuve que dar la vuelta para ir por esa carretera. Estaba anocheciendo, la carretera estaba mal asfaltada y el sitio mal señalizado, pero al final llegué al Sugar Creek Covered Bridge.

Los puentes cubiertos no sólo están en el condado de Madison, Iowa. Hay muchos diseminados por toda la geografía de los EEUU, sólo hace falta saber encontrarlos. Estuve un rato haciendo fotos hasta que oscureció completamente. Era el momento de volver. Pero como soy un listo, había girado en 3 o 4 cruces y no me acordaba, así que en noche cerrada, casi sin gasolina, estuve rondando como media hora buscando luces. Estuve tentado varias veces de entrar en una granja y preguntar por la carretera, pero me imaginaba al típico viejo con una Remington así que no lo hice. Al final encontré la carretera, pero he aprendido una buena lección. Llena el depósito antes de salirte de la ruta.

Os dejo las fotos del viaje en un slideshow, espero que os gusten:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PD: Aparte de saunas, los indios tenían una cabañas especiales donde dejaban a las mujeres cuando menstruaban… Estos indios…