Archivo de la categoría: Pensado de forma espontánea

Qué fue de… Albert Jorquera

El otro día mientras estaba viendo el resumen del Barça-Espanyol vi a Pinto jugar de portero y traté de recordar porque habíamos fichado a un jugador como él. Luegó me iluminé y me acordé de la lesión de Jorquera, que al fín y al cabo fue el tercer portero del Barcelona durante los años más gloriosos del club. Sabía que Guardiola no quiso renovarle el contrato y que se marchó al Girona, pero voy a explicaros brevemente que fue de él.

Albert Jorquera i Fortià, nació en Bescanó (cerca de Girona) en el 1979. Ingresó en el FC Barcelona en el 1994, procedente del Vilobí FC, como jugador cadete. Jugó las temporadas 96-97 y 97-98 en el juvenil y después pasó al Barça C (98-99 ) y al Barça B (99-00).

Después de dos cesiones al Ceuta y al Mataró volvió a la Ciudad Condal para convertirse en el portero titular del Barça B, cuando éste aún militaba en la 2ª B, en la temporada 2002-03. En la temporada 2003-04, hizo el salto al primer equipo como tercer portero, por detrás de Víctor Valdés y el mítico Rüştü Reçber. Tuvo unos pocos momentos estelares demostrando su calidad (a mi siempre me pareció un buen jugador), pero una desafortunada lesión en 2007 durante un partido de la Selección Catalana (también se ha de tener mala suerte para lesionarse en este tipo de partidos) le hizo perderse toda lo que quedaba de temporada… Y por eso se fichó a José Manuel Pinto.

Luegó fichó por el Girona, donde jugó una temporada en Segunda División, participando en 30 de los 42 partidos ligueros. Finalizado el curso, el 11 de agosto de 2010, con 31 años, anunció su decisión de colgar las botas, aunque le quedaban dos años de contrato con el Girona. ¿Cuáles eran sus razones?

  • Jorquera dejó el fútbol para ocuparse de los negocios familiares que tienen su epicentro en le Joyería Fortià, en la Rambla de Girona. Sigue los pasos de su abuelo Enric y de su padre, Pere, que fueron porteros antes que joyeros.
  • Jorquera es Licenciado en Gemología y especializado en diamantes por la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona.
  • Además, Jorquera tenía vocación política. El grupo municipal CiU fichó al exportero para formar parte de la lista para las elecciones municipales en Girona. Jorquera ocupó el número 12 de las listas el año pasado. No llegó a ser concejal, entraron sólo 10 por CiU.
Anuncios

Apología de… Sally Draper

Sally Draper (Kiernan Shipka) tiene la oportunidad de ser uno de los personajes más míticos de la televisión, superando incluso a su propio padre en la ficción, Don Draper. La cuestión para que acabe de convertirse en ese mito inigualable radica en si, definitivamente, la cadena AMC va a permitir ver el camino a la “perversión” (por no llamarlo madurez) al que puede someterse a la niña.

Dicha perversión es doble. Por un lado existe la hipotética perversión que puede sufrir el personaje -Sally-, por el otro existe la prácticamente inevitable perversión que puede sufrir (y creo que ya está sufriendo) la actriz -Kiernan.

Empecemos por la actriz. Kiernan tiene 12 años y lleva desde los 9-10 (hasta la tercera temporada su personaje no cobró un peso importante en la serie) creciendo entre las bambalinas de una serie punzante y real como es Mad Men y, por lo tanto, impúdica, infiel y lasciva. Kiernan se está convirtiendo además en modelo (tanto de ropa como en un icono infantil-juvenil), pues el estilismo de Mad Men supera a los propios creadores y se extiende por todos lados (para una muestra la foto de arriba). ¿Será capaz de sobreponerse a la fama que le está generando participar en la serie? ¿Será otra niña rota del estilo de la factoría Disney?

Por otro lado está la “perversión” del personaje, perversión que me encantaría ver. Tal como resume un artículo de El País, “fue en la cuarta temporada de Mad Men, coincidiendo con el divorcio de sus padres, cuando la mayor de los tres hijos de Don Draper y Betty Francis pasó oficialmente de niña a mujer: empezó a odiar a su madre, se cortó la melena como acto de rebeldía y le subió bruscamente la libido. Todavía corren ríos de tinta sobre su despertar sexual“.

Sally tiene actualmente 12 años. En la temporada pasada su personaje pasó a la notoriedad pública cuando, en un capítulo determinado, la niña era pillada mientras se estaba masturbando. La frase de su madre es reveladora, pese a que luego la psicóloga la tranquiliza diciéndole que es normal explorarse el cuerpo:

You don’t do those things, you don’t do them in private and you especially don’t do them in public!

Mad Men tiene la oportunidad única de mostrar paulatinamente el despertar sexual de una niña. Es no obstante, un tema escabroso y, posiblemente, hasta tabú. Pero no narrarlo no va a hacer que no exista. El ambiente de la serie, la época, la familia y la edad que tiene (12 años en el 66 serían 15 años en el 69 de Woodstock) fomentan que se narre, falta ver la forma en que se vaya a hacer, aunque no dudo en que vaya a ser elegante, como la serie.

Sally en el último capítulo emitido de Mad Men ve una felación entre dos personas que no son pareja. En la última escena del capítulo llama a su “amigo” y este le pregunta por cómo es la ciudad.

Sally responde con una sóla palabra:

Dirty.

Crecer es difícil y Sally lo está haciendo muy deprisa.

Apología de… Olga Sacharoff

Los fines de semana, si no tengo nada especialmente importante que hacer, me gusta ir a tomar un té (últimamente un chocolate caliente) al café de la Casa Lis. Me llevo un libro, digo que sólo quiero ir al café (la chica de la entrada todavía me dice “al fondo a mano derecha”, espero que algún día me diga “Hola Dani, ¿qué tal?”) y me siento a leer un rato.

Al lado de donde me siento normalmente hay una copia de un cuadro de la colección. Es un cuadro cubista que recuerda mucho a Picasso, pero, por lógica, no puede haber un Picasso en la colección permanente de la Casa Lis. Como se que todo lo del café está a la venta, hoy he preguntado cuanto valía. El vigilante, muy simpático (y muy culto, parecía conocerse la colección entera perfectamente) me ha ayudado a descolgar el cuadro para ver el precio: 800 €. Se escapa de mi presupuesto. Pero he descubierto a Olga Sacharoff.

Mujer acodada en mesa, Olga Sacharoff (1915). Museo Casa Lis. Salamanca.

Olga Sacharoff (Tbilisi, 1889-Barcelona, 1967) es una pintora catalana de origen georgiono cuyas primeras obras son cubistas para acabar pasando, finalmente, a un estilo naïf englobado dentro del noucentrisme catalán.

  • Tras estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Tblisi, se traslada a München (1910) y entra en contacto con el expresionismo alemán.
  • Olga Sacharoff viaja a Paris en 1911, acusando la influencia de Cézanne hasta sumergirse en el cubismo más radical, denominado «sintético».
  • El estallido de la Primera Guerra Mundial lleva a Sacharoff a viajar a España en 1915, junto a su pareja, Otto Lloyd. Primero residieron en Mallorca y, en 1916, se establecieron en el barrio de Vallcarca, en Barcelona.
    • Algún historiador considera que fue la introductora del cubismo en dicha ciudad. Picasso, Bracque y Gris lo habían creado unos años antes, en 1907, en Paris.
      • Picasso sólo vivió en Barcelona entre 1900 y 1904, antes del surgimiento de este estilo.
  • Al estallar la guerra civil española, Olga se traslada a París y se reencuentra con Otto Lloyd (de quién se había distanciado); se reconcilian y en 1939 exponen juntos en Nueva York. Acabada la guerra, regresan a Barcelona, donde se compran una enorme torre en el Putxet.
    • Su casa se convierte en sede de una animada tertulia, de la que queda como testimonio un cuadro, La Colla:

  • En 1964, sus amistades se movilizan para que se le conceda la Medalla de la Ciudad de Barcelona y la nombren hija adoptiva, y lo consiguen. Olga Sacharoff muere tres años después, en 1967.
  • En Barcelona, encima del túnel de l’Illa Diagonal (en Caravel·la La Niña), están los Jardines de Olga Sacharoff.

Las pinturas de Sacharoff nunca ha sido debidamente consideradas, debido a su escasa publicidad y, porque negarlo (aunque sea triste), por ser mujer. Su obra, sin embargo, se ha revalorizado durante los 90 (algunos cuadros suyos fueron subastados por bastante dinero) y actualmente, debido a diversas exposiciones.

¿Qué pensará la mujer del cuadro?

Nunca lo sabremos, pero si pudiera ponerle música le pondría esta canción, una de mis preferidas (y, según he leído, la segunda más versionada de la historia después del “Yesterday” de “The Beatles”…):

2012

Estamos en 2012, así que por si acaso…

Crean un plano con Google Maps en caso de apocalipsis zombi

Aquí está dicho mapa:

Map of the Dead

No obstante, que sepáis que antes necesitaríais la Guía de supervivencia zombi (que ya tengo) y colgar un par de carteles en la habitación de casa para memorizar bien las normas básicas de supervivencia:

De todas formas, lo único que os salvaría en caso de apocalipsis zombi sería haber jugado a algún videojuego estilo Resident Evil, haber practicado tiro con arco, ir normalmente de caza (con o sin miembro de la Familia Real) y haber visto alguna de las más míticas películas zombis.

Aquí está la lista de mis 5 películas de zombis que toda persona viviente (y que quiera seguir siéndolo) debería ver:

  1. Dawn of the dead (Amanacer de los muertos, 2oo4): Aunque es un remake del Dawn of the dead del padre Romero (1978), para mí es la mejor película de zombis de calle. Sólo la primera escena ya justifica ver la película, la tensión es fantástica, los zombis corren (aunque no fue Snyder el que implementó esto) y hay tensión hasta en los títulos de crédito. Vi la original hace unas semanas pero creo que es una de las películas que ha envejecido peor de la historia, la premisa está bien y la lectura es buena (crítica social, en el fondo ya somos zombis del sistema capitalista-consumista) pero que mala que es…
  2. Night of the living dead(La noche de los muertos vivientes, 1968): De George  Romero, no es la primera película de zombis pero es la que sienta las bases. En blanco y negro, muy sencilla pero muy efectiva. Zombis lentísimos pero muy buena tensión dramática.
  3. REC (2oo7): Una película que merece un remake americano (Quarantine) es que es un peliculón. Y encima hecha en casa.
  4. Braindead(tu madre se ha comido a mi perro, 1992): La mítica película de Jackson (director de el Señor de los Anillos). No puedo añadir nada nuevo de la ya comentado en mil blogs.
  5. 28 weeks later (28 semanas después, 2007):  Secuela de 28 días después, personalmente mejor que la original, hecha por el señor Fresnadillo, que ya había impactado en España con la película Intacto. Muy buena.

Para ver este fin de semana apocalíptico (Barça-madrid) os dejo dos cosas que aún no he visto: Zombis nazis (que tiene que ser malísima, pero el nombre me parece divertido) y Dead Set (una miniserie inglesa que dicen que es una pasada).

¡No salgáis de casa!

Bye bye US!

Bueno, escribo desde el aeropuerto de Atlanta, el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, el más grande del mundo por tráfico de pasajeros así como por aterrizajes y despegues. Aquí me he despedido de Don que venía de Florida y nos hemos encontrado en una de las terminales para tomar una Coca-Cola. Ahora estoy en la terminal E, a punto de salir para Madrid, escuchando música en directo (jazz, hay un pianista, un batería y un saxofonista) y pensando en el último capítulo de Community que, como dije, iba a ser lo último que iba a hacer en EEUU.

Me abstengo de hacer mayores comentarios, pero me equivoqué y el homenaje no era a Juego de Tronos sino a Hermanos de Sangre, con lo que teniendo en cuenta que es una de mis series favoritas me ha encantado. No ha sido sublime y no supera a obras maestras como “Modern Warfare” o “Remedial Chaos Theory” pero está ahí muy cerca… Changtástico!

Alerta de mini-spoiler… leer sólo si se ha visto y se quieren dejar comentarios!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mejores momentos:

1) Changlorious bastards

2) Hawthorne arma letal

3) Shirlie en la batalla final

La caja

Mi número de identificación es ICT0315 y llegué aquí hace cosa de dos meses. Durante todo este tiempo he estado viviendo en una caja transparente, como todos los demás compañeros que también están en esta sala. Todos nos vigilamos los unos a los otros, todos nos animamos entre nosotros. Muchos de ellos ya estaban aquí cuando yo llegué, algunos han llegado después. Pocos de los veteranos todavía estaban aquí ayer y algunos de los jóvenes ya se habían marchado. Ayer era uno de los mayores, aunque nunca entendí que es lo que hacía aquí. Esta es mi historia.

Llegué una mañana de febrero junto con cinco compañeros más. Ninguno de nosotros tiene padres ni familia conocida. Crecimos juntos en una especie de orfanato donde no nos faltó de nada: teníamos comida cada día, un lecho donde yacer y buenos cuidados. Se podía decir que éramos unos muchachos contentos que disfrutábamos de nuestro tiempo, aunque sabíamos que tarde o temprano, como todos, íbamos a ser deportados. El viaje en avión fue largo y pesado, llegamos cansados a este nuevo sitio y, rápidamente, nos pusieron en estas cajas donde hemos estado viviendo todo este tiempo. Al poco tiempo nos trasladaron a esta sala que con dificultad puedo llamar nuestro hogar.

Nos encontrábamos hacinados, cada uno en su propia caja. Nunca me había considerado racista pero compartía la sala con otras razas, cosa que jamás había hecho. Por lo general, no hablábamos entre nosotros y, aunque lo hiciéramos, no seríamos capaces de entendernos. A parte de ser de razas distintas hablábamos lenguas diferentes. Yo soy de color mixto, la raza más fuerte, la más grande y la más inteligente. Los Gigantes nos llaman LE. Las otras dos razas son de color marrón y blanco, y son referidas por ellos como FBN y W. En general, nosotros los LE y los FBN consideramos a los W los más tontos y débiles, pero no por ello dejan de ser hermanos frente a los Gigantes.

Durante estos dos meses sólo he conocido a cuatro Gigantes, pero hoy muchísimos por aquí, con lo que escapar sería inútil. No obstante, nuestro instinto para hacerlo ha estado suprimido –incluso en nosotros, los LE, los más avispados– desde que estábamos en el orfanato, de manera que ninguno de nosotros piensa en tal cosa. Algunos lo llaman resignación, yo lo llamo adaptación.

Como decía, he conocido a cuatro Gigantes. El primero es Vet, que nos vigila cada día. Es el más benévolo y atento, nos da de comer y nos limpia la caja, todos lo adoramos. Luego esta NG, que sólo viene por las noches. Es un Gigante joven y estúpido que gusta de abusar de su poder: cada día, a las dos de la madrugada, entra en la sala riendo, con la música a todo volumen, y golpea en nuestras cajas, perturbándonos. Algunos de los jóvenes gritan y lloran de horror, pero eso sólo lo incentiva a seguir viniendo todas las noches. El secreto está en no hacerle caso. Finalmente están D y B. Son los Gigantes más importantes, pues son los que deciden, casi al azar, cuando tenemos que marcharnos de la sala. Los compañeros que se van con D nunca regresan, los que se van con B si, aunque nunca vuelven a ser los mismos. Todos vuelven drogados, sin ninguna conciencia, con un casco en la cabeza. Ninguno de ellos parece estar incómodo con el casco y nadie se lo quita nunca. Pero al cabo de un tiempo, incluso los del casco, acaban por no volver a la sala. Aún así, nadie quiere ir con D. D es el fin seguro de nuestra estancia en la sala.

Yo me fui con D hace dos semanas. No obstante volví a la sala. Fui el primer LE con un casco y eso me otorgó cierto prestigio adicional en la sala. Para ponerme el casco tuvieron que ponerme en una sala especial y gasearme, luego me inyectaron unos potentes anestésicos y luego lo único que recuerdo es estar de nuevo en la sala, pero ya con el casco puesto. Todos en la sala me miraban, esperando quizá un pequeño gesto que confirmara que estoy bien. Lo hice y todos se quedaron contentos. Acto seguido volvieron a sus cosas. Pero yo no estaba bien, odiaba el casco. No obstante, no había manera de sacárselo, hacerlo hubiera significado mi muerte.

Acepté el casco de la misma manera que acepté el trato con el Gigante D. Cada día, durante dos semanas, me venía a buscar. Su trato conmigo era exquisito, y sólo durante unas horas al día me metía en una caja especial mientras me ponía ruidos de fondo. Yo creo que quería poner a prueba mi estrés. A veces lo conseguía, sobretodo al principio, pero con el tiempo aprendí a sobrellevar esas horas, pues las compensaciones eran incomparables: cada noche, a diferencia de los demás en la sala, tenía un rosco de color. Esa era nuestra mayor felicidad, incluso en el orfanato. Y yo la tenía cada día.

Hasta ayer. Ayer, al acabar las tres horas, no hubo rosco de color. D me llevó a otro sitio donde nunca antes había estado y me volvió a gasear como ya había hecho una vez. Consciente pero paralizado por el gas, mis ojos consiguieron a ver en un último instante como mi cabeza se desprendía de mi cuerpo. Y aún no entiendo por qué.

Starring:

ICT0315: Rata LE (Long Evans), la primera implantada con cuatro tetrodos en el colículo inferior, el 15 de marzo. Fue sacrificada el día 4 de abril.

D: Dani, doctorando.

B: Ben, doctorando.

Vet: Veterinaria.

NG: Vigilante nocturno.

Shut up Leonard!

Bueno, la cena de despedida de hoy ha sido un éxito, aunque de las cosas que preparé (al final sólo hice tortilla de patatas, esqueixada y conejo porque Don también había preparado comida) la esqueixada -bautizada por mi mismo como cod salad (ensalada de bacalao)- se llevó la palma. Y mira que es fácil de hacer, pero la verdad es que a las 6 de la tarde, con el solete y el fresquito en el jardincito entraba de puta madre.

Cambiando de tercio, como me han acusado de spoilerman, voy a colgar un vídeo con los mejores momentos de Leonard, ese personaje de Community que sale dos segundos por episodio para animar el cotarro. Es, en el fondo, un pequeño homenaje a toda la gente que hace lo que quiere cuando quiere, a esos niños que llevamos dentro: